Tiffany & Co The Guide To Diamonds

La guía de diamantes

Estándares de brillo Tiffany

 

Los diamantes de Tiffany brillan con más fuerza y dinamismo porque los creamos así. La combinación de los estándares rigurosos de Tiffany y su dominio artesanal sin igual permite producir los diamantes más hermosos del mundo. Y solo los diamantes con el corte más experto llegan a ser colocados dentro de la mítica Tiffany Blue Box.

Corte

La más importante de las 4C, el corte, determina la forma y la belleza de un diamante. Lo que distingue a Tiffany, es nuestro compromiso de elaborar los diamantes más hermosos, maximizando su destello y fulgor. Elaboramos los diamantes con las proporciones más perfectas, verificando la posición, forma y ángulo de cada faceta meticulosamente.

 

Demasiado profundo: la luz se escapa por los lados.

 

Proporción perfecta: la luz se refleja con brillo.

 

Demasiado poco profundo: la luz se escapa por la parte inferior.

 

Simetría experta: las facetas que se combinan a la perfección con un tamaño, forma y alineación idénticos crean brillo.

 

Facetas desalineadas: la asimetría interrumpe el movimiento de la luz de una faceta a la otra. 

Tiffany & Co Diamond Cut
Tiffany & Co Diamond Clarity

Claridad

La claridad es una medida de pureza y rareza del diamante clasificada por la visibilidad de estas características bajo una amplificación de 10x. Una piedra se clasifica como impecable si, bajo una amplificación de 10x, no tiene inclusiones (imperfecciones internas) y no hay manchas visibles (imperfecciones externas). Los diamantes libres de imperfecciones son extremadamente raros y son valuados en proporción.

 

Los estándares estrictos de clasificación de diamantes de Tiffany se llevan a cabo con experiencia, integridad y exactitud.

 

Cuando Tiffany considera que la claridad de un diamante se encuentra justo en el límite entre dos grados, siempre le otorgará a la piedra el grado de calidad inferior para no inflar engañosamente su grado de claridad.

Color

El color se refiere al tinte natural inherente en los diamantes blancos. En la naturaleza, la mayoría de los diamantes blancos tienen un tono ligero de color amarillo o café. Mientras más “incoloro” sea, un diamante es más raro. El estándar de la industria para la clasificación de color es evaluar cada piedra preciosa frente a un “conjunto maestro” y asignar una clasificación que va de la letra “D” (incoloro) hasta la “Z” (amarillo claro).

 

Tiffany solo acepta diamantes con la clasificación de “incoloro” y “casi incoloro” en la escala de colores de diamante. A los diamantes cuyas clasificaciones de color estén al límite entre dos calificaciones, se les otorga automáticamente la clasificación más baja. Además, el Laboratorio Gemológico Tiffany no acepta piedras que muestren fluorescencia fuerte o excesiva, la cual da a los diamantes una apariencia lechosa bajo la luz natural.

Tiffany & Co Diamond Color
Tiffany & Co Carat Weight

Peso en quilates

El quilate es lo que determina el peso de un diamante. Los diamantes Tiffany siempre se cortan para resaltar su brillo, no su peso en quilates.

 

Tiffany mide los diamantes en 1/1000 de quilate. Un quilate equivale a 0.20 gramos. Por sí solo, el peso en quilates no determina el valor de un diamante. Por ejemplo, dos piedras de un quilate pueden variar notablemente de precio cuando se toman en cuenta la claridad, el color y el corte. Al entender esto, queda claro que los diamantes más grandes de calidad incomparable son escasos.

Estilos y monturas de anillos de compromiso

¿Elegir una montura moderna o de estilo vintage? ¿Elegir una argolla simple o con diamantes? ¿Elegir un corte de cojín o princesa? Nuestros expertos en diamantes le ayudan a determinar sus opciones desde la forma del diamante hasta la montura del anillo.

Obtención mediante prácticas responsables

Creemos que la artesanía fina comienza con el respeto hacia la naturaleza, obteniendo de manera responsable los materiales de la más alta calidad, y continúa a lo largo de la creación de la pieza de joyería final. Desde el momento en que son extraídos de la tierra, los diamantes de Tiffany seleccionados para nuestros anillos de compromiso nunca abandonan las manos de nuestros habilidosos artesanos, quienes trabajan con pasión y precisión para desatar la vitalidad y luz intensas de cada piedra preciosa. Cuando un diamante en bruto se considera digno del nombre de Tiffany, se entrega a nuestros cortadores de diamantes expertos y nuestros maestros artesanos. Tiffany se enorgullece en emplear a más de 1,500 cortadores y pulidores expertos en nuestras avanzadas instalaciones. Nuestras prácticas de aprovisionamiento rinden homenaje a los lugares y personas que nos permiten obtener estos materiales, cuya belleza es inmensurable.  Vamos más allá del Proceso Kimberley, controlando nuestra propia cadena de suministro y promoviendo estándares globales más rigurosos, para asegurar que los derechos humanos y el ambiente sean protegidos.